El haiku, el aprecio de la naturaleza:

publicado en: Uncategorized | 0

¿Alguna vez habéis oído hablar de los haikus? Hoy 21 de marzo, bajo el pretexto de que es el día internacional de la poesía trataremos este tema. ¡Vamos allá!

El haiku es un tipo de poema japonés que comenzó a ser utilizado por los monjes zen hace unos mil años en Japón. No obstante, no se popularizó hasta el siglo XIX con Matsuo Basho como máximo exponente.

Constituye uno de los estilos poéticos más cortos del mundo, formado solamente por 17 sonidos. Además, el haiku se puede apreciar no sólo en japonés, sino en varios idiomas, ya que cada vez más colegios e institutos del mundo lo incluyen en su contenido académico. De hecho, se ha vuelto tan popular que incluso hay gente que no sabe que esta poesía es originaria de Japón.

La rana, uno de los haiku más famosos de Matsuo Basho

Existen ciertas normas a la hora de elaborar un haiku, pero las principales son estas tres, que, de hecho, pueden recordarse por ha-i-ku:

1.Ha: transmitir la emoción del “hatto suru” (emocionar o sorprender enormemente), es decir, dejar al lector con la boca abierta, causando un sentimiento repentino, ya sea de emoción o sorpresa.

2.I: de “itsu” (cuándo). Es de gran relevancia representar la naturaleza de al menos una de las cuatro estaciones y el expresar el sentimiento que transmiten mediante el “kigo” (palabra de temporada).

3.Ku: hace referencia al carácter 句 (montaje), es decir, que el haiku debe expresarse con 17 sonidos por medio una disposición silábica 5-7-5.

Dicho esto, un haiku podría ser:

 

Confusas

Entre los pétalos

Alas de pájaros

 

Y otro sería…

 

En medio del estanque

Recobra la vida

Una hierba

 

¿Qué se os viene a la cabeza con cada haiku? ¿qué pueden sentir los autores? ¿sobre qué temporada tratan? Y por último, ¿os parece complicado? Pues bien, estos haikus han sido elaborados en un taller conjuntamente por padres e hijos en Occidente.

¿Os veis capaces?

 

Haiku. Imagen de Pedalogía
Haiku. Imagen de Pedalogía