La lengua japonesa y la división de género

publicado en: Actividades culturales | 0

Cuando uno empieza a estudiar japonés, poco a poco se da cuenta de diversas cosas: hay diversos registros formales e informales, diversas formas de decir una cosa, entre otras curiosidades. En este blog trataremos una de estas particularidades: la división de género, es decir, entre el japonés “masculino” y el japonés “femenino” (¡no confundir con el género gramatical!). En la actualidad, esta particularidad no está tan marcada como en el pasado, pero sigue siendo parte de la lengua japonesa del día a día.

Mujeres y hombres, divididos por la lengua

La lengua utilizada por mujeres (女性語、じょせいご en japonés) y la utilizada por hombres (男性語、だんせいご en japonés) tiene claras diferencias. Pero ¿cuáles son? Cabe decir que esta diferenciación de género se trata no de una división sino de un sociolecto, es decir, un dialecto lingüístico causado por factores sociales. Dado que hombres y mujeres en la sociedad japonesa de la era Meiji y anteriores estaban divididos (el hombre trabajando y la mujer al cuidado de la casa y los hijos) se propicia la existencia de este sociolecto basado en el género. En este sociolecto varían diversas cosas: el léxico que hombre y mujer puede utilizar, los pronombres personales y las partículas finales.

En el caso del léxico, los hombres utilizan muchas palabras de origen chino dado que eran los únicos que podían acceder a la educación, basada en los clásicos chinos. Por otro lado, las mujeres utilizan palabras de procedencia japonesa dado que a las mujeres no se les permitía el estudio del chino, solo del hiragana.

Los pronombres personales también son utilizados de forma diferente. Los hombres utilizan pronombres masculinos como ore (俺、おれ en japonés), boku (僕、ぼくen japonés) para referirse a sí mismos y pronombres como Kimi (君、きみ en japonés) o omae (お前、おまえ en japonés) para referirse a otros. Por otro lado, las mujeres suelen utilizar atashi (あたし en japonés) para referirse a si mismas y anata (あなた en japonés) para referirse a otra persona.

Por último, el final de las frases también suele indicar si el lenguaje que se está utilizando es masculino o femenino. Si una frase acaba con partículas enfáticas como zo, ze o yo (面白い、凄い、うまい) es sinónimo de masculino mientras que, si una frase acaba con wa, wayo, wane (面白いです、凄いわよ、おいしいわね) se entiende que habla una mujer.

Toda esta división actualmente queda menos clara dado que los roles de género en la sociedad japonesa han ido cambiando hasta la actualidad. La mujer ha empezado a formar parte de la vida pública y laboral lo que ha significado la apertura de esta división de género lingüística o el cambio de este sociolecto. Sin embargo, aún existe la idea de que los hombres deben hablar como hombres (de forma masculina, 男らしい) y las mujeres como mujeres (de forma femenina, 女らしい). Os dejamos un video de La Esponesa donde explica con un poco de más detalle estas diferencias sociolectales.

Esperemos que el artículo os haya gustado. ¡Os esperamos la semana que viene con aún más blogs y noticias! Recordad compartir por las redes sociales y, sobre todo, hacednos saber vuestra opinión.

Imagen de Googirl.jp